/
/
Su talento, Su Fuerza y Y Sobre Todo Su Fe En Dios Tienen A Pat Mahomes En El Super Bowl.

Su talento, Su Fuerza y Y Sobre Todo Su Fe En Dios Tienen A Pat Mahomes En El Super Bowl.

 

Imágenes de pesadilla para todos los aficionados de Kansas City se vivieron en la semana siete de la NFL cuando Pat Mahomes quedó tirado en el suelo rodeado de compañeros y jugadores de los Broncos de Denver mientras miraban con angustia y asombro la rodilla dislocada de la estrella de mis Jefes. “Nunca había visto algo igual en el campo de juego”, declaró Shelby Harris, jugador defensivo de los Broncos. “Literalmente, Su rodilla estaba completamente volteada, es uno de los grandes atractivos de la liga, le deseo lo mejor y que regrese pronto”.

Mahomes venía lidiando con una lesión del tobillo desde la primer semana pero esta lesión acaparó l atención de todos los medios y la preocupación de toda los aficionados de Kansas City quienes veían el sueño de llegar al Super Bowl muerto sin su mariscal de campo. La temporada anterior los Chiefs habían tenido una gran temporada donde se quedaron a una nada del gran juego tras perderse con los Patriotas en tiempo extra y para la temporada del 2019 regresaban como grandes favoritos. 

Ya desde que el hospital, Pat dejó saber a sus aficionados por redes sociales  que todo había salido bien y que no había sufrido un rompimiento en los ligamentos por lo que una operación no sería necesaria, su regreso estaría programado para el juego contra los Cargadores en la Ciudad de México. 

El resto ya es historia, Pat regreso un juego antes contra Los Titanes en Tennessee donde Andy Reid fue muy criticado por apresurarlo. Mahomes lucio espectacular lanzando  para 446 yardas y 3 anotaciones a pesar que era evidente que su rodilla no estaba al 100% pues cojeaba cuando tenía que correr para escapar de la presión. Los Chiefs perderían el juego por errores puntuales de la defensa pero estaba claro que Pat Mahomes había vuelto. 

Para muchos, incluyendo Tyrann Mathieu el juego en el estadio Azteca cambió el rumbo del equipo pues según les trajo algo de suerte. No Se jugó muy bien pero se consiguió una victoria importante ya que en ese momento la división estaba en duda pues los Raiders aún eran una amenaza y los Cargadores estaban muy de cerca en la pelea por el liderato del Oeste. Los jefes mejoraron su récord a un modesto 7-4. 

Gran parte de la prensa había descartado a los chiefs cómo contendientes sin tomar en cuenta el tiempo fuera que estuvo Pat y su lesión. Tomo tiempo pero los Chiefs retomaron el buen ritmo y ganarían sus últimos cinco juegos para terminar 12-4 y reafirmarse como uno de los favoritos y ahora si ganas el trofeo Lamar Hunt y llegar al ansiado Super Bowl.

Los Kansas City Chiefs pudieron vengar sus derrotas de temporada regular contra Houston y Tennessee de manera contundente para ahora si regresar a ese juego que se le había negado por 50 años, El Super Bowl. 

Pat Mahomes sabe que esto es un juego de equipo y que sin la ayuda de sus compañeros no hubiera sido posible, Andy Reíd creyó en el cuando lo eligió  en el draft a pesar de contar con Alex Smith como mariscal de campo. Descartaron a Kansas City el día de su lesión contra Denver, los dieron por muertos pero Pat Mahomes, con trabajo, dedicación y sobre todo su gran fe en Dios lo tienen con la oportunidad de regalarle a Kansas City la oportunidad de ver a sus Kansas City Chiefs después de 50 años.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Articulos Relacionados